*RFID: La autogestión de la cadena de suministro en la Industria 4.0 - Blog de IPS: Soluciones de consultoría de negocio y sistemas de información - IPS

Vaya al Contenido

Menu Principal:

*RFID: La autogestión de la cadena de suministro en la Industria 4.0

Publicado por en Actualidad ·

Radio Frequency IDentification es un sistema de almacenamiento y recuperación de datos remoto en dispositivos como etiquetas, tarjetas, transponedores o tags RFID.   Su función básica es transmitir la identidad de un objeto mediante ondas de radio de manera remota e inalámbrica, para lo que se necesitan 4 componentes clave: la etiqueta de identificación, los escáneres, las redes y el software.




Esta  tecnología no es realmente nueva, ya que se conoce desde los años 40, pero ha ido mejorando en los últimos años, hasta ser lo suficientemente económica como para permitir su incorporación masiva a cualquier producto de consumo, y se ha convertido en un elemento de valor como parte del salto a la industria 4.0. Se enmarca dentro de este nuevo paradigma, para servir al IoT (Internet of things), ya que se trata de que los objetos puedan transmitir información unívoca a la nube para tratar los datos en un sistema de gestión.


Su aplicación más importante es en el área logística, ya que permite controlar existencias y gestionar inventarios de manera exacta, dándonos la posibilidad de conocer en tiempo real el movimiento de stock y el remanente en almacén y tienda, sin necesidad de establecer contacto directo. Consecuencia de ello es la sustitución  de las etiquetas de códigos de barras y las tarjetas magnéticas en todas sus aplicaciones, ya que leen y diferencian cada artículo.

Mediante los tags RFID se etiquetan los productos en stock, esto permite reconocer todos los objetos ubicados en el almacén y registrar sus movimientos, tiempo de almacenamiento y caducidad. Las  características de las etiquetas están diseñadas para poder incorporarlas a cualquier tipo de producto con un bajo coste, mediante un tamaño y peso mínimo, y así transmitir su trazabilidad.


Es la forma más precisa y rápida de identificar un producto, de manera que por ejemplo, en el momento de una venta en la que estén implicados un gran número de productos, el sistema informará de los datos de cada uno al momento, sin necesidad de escanearlos por separado. Así mismo, evitará perdidas por posibles robos de mercancía.

Otra ventaja de gran importancia es la disminución de los niveles de inventario y posibles roturas de los elementos de stock. A su vez,  permite al personal encargado de las reposiciones en los almacenes de la empresa conocer con exactitud y en tiempo real cuándo es necesario reponer determinado artículo, e incluso señalar cuando un producto se halla mal colocado, mejorando de esta manera la gestión integral de almacenes.

Como comentábamos anteriormente, la RFID es un medio del internet de las cosas para poder comunicarse y transmitir información a un software, en el caso de la logística, el  de gestión de almacenes (SGA). Se registrarán todas las entradas y salidas, ya sea por aprovisionamiento o venta, aportando una imagen fiel del stock en tiempo real, liberando a los operarios de la carga de trabajo extra que supondría llevar ese control de forma manual.

Además lo beneficios no acaban en la empresa, ya que en el futuro servirá a los consumidores para distintas utilidades como por ejemplo que su frigorífico "sepa" qué producto falta y qué comprar o qué tejido es y cómo debe tratarlo una lavadora a la hora de lavar nuestra ropa.

Todas estas ventajas apuntan a que este es el siguiente paso en la evolución de la logística, y vistas las ventajas en reducción de costes, ahorro de tiempos y optimización del proceso de almacenaje evitando errores, facilitará enormemente la evolución tecnológica.



Regreso al contenido | Regreso al menu principal